Phishing encabeza la lista de la “Docena Sucia” de estafas del IRS para la temporada tributaria de 2017

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) advirtió hoy a los contribuyentes que estén atentos a correos electrónicos y sitios web falsos que buscan robar información personal. Estas tácticas conocidas como phishing continúan en la lista anual de estafas tributarias del IRS, conocida como la “Docena Sucia,” para la temporada tributaria de 2017.

El IRS observó un gran aumento en el número de incidentes de phishing y malware durante la temporada tributaria de 2016. Este mes ya se han visto esquemas de tipo phishing que han evolucionado conforme los estafadores buscan nuevas maneras de confundir a los contribuyentes durante la temporada tributaria. El IRS ya recibió quejas de estafas durante las últimas semanas, enfocadas hacia profesionales de impuestos, profesionales de servicios de nómina, personal de recursos humanos, escuelas, así como contribuyentes ordinarios. 

En estos esquemas de correo electrónico, los criminales se hacen pasar por una persona u organización que el contribuyente reconoce o en quien confía. Le pueden filtrar su cuenta de correo electrónico y enviar una cantidad masiva de correos electrónicos bajo el nombre de otra persona. Puede que se hagan pasar por un banco, compañía de tarjeta de crédito, proveedor de software de impuestos o agencia de gobierno. Los criminales hacen todo lo posible por crear sitios web que parecen legítimos pero que contienen páginas falsas. Estos criminales esperan que las víctimas muerdan el anzuelo, por decirlo así, y proporcionen dinero, contraseñas, números de seguro social, y otra información que pueda resultar en el robo de identidad. 

Los correos y sitios web falsos también pueden infectar las computadoras con malware sin que el contribuyente se dé cuenta. El malware le puede dar acceso al criminal a los sistemas del contribuyente, permitiéndole acceder todos sus archivos privados o trazar la pulsación en las teclas de la computadora para dar con la información de ingreso.

La lista recopilada anualmente de la “Docena Sucia” enumera una variedad de estafas comunes que los contribuyentes pueden enfrentar en cualquier momento. Sin embargo, muchas de estas estafas aumentan durante la temporada de impuestos, mientras las personas preparan sus declaraciones o contratan a terceros para hacerlas. 

Para los responsables de este crimen, las estafas podrían conllevar multas significativas, intereses y un posible proceso criminal. La división de Investigaciones Criminales del IRS trabaja muy de cerca con el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) para acabar con las estafas y procesar a los criminales responsables.

 

Si un contribuyente recibe un correo que no ha solicitado y que aparenta ser del IRS o de una organización conectada al IRS, tal como El Sistema de Pago Electrónico de Impuestos Federales (EFTPS, por sus siglas en inglés), repórtelo enviándolo a phishing@irs.gov. 

Es muy importante tomar en cuenta que el IRS generalmente no inicia comunicación con los contribuyentes por medio de correos electrónicos o solicita información personal o financiera. Esto incluye cualquier tipo de comunicación electrónica tal como mensajes de texto y medios sociales. El IRS ofrece información en línea que puede proteger a los contribuyentes de estafas por correo electrónico. 

February 1st, 2017 by