El 17 de junio es el próximo plazo para aquellos que pagan impuestos estimados

El Servicio de Impuestos Internos les recordó hoy a los contribuyentes que pagan impuestos estimados que el lunes, 17 de junio es la fecha límite para el segundo pago de impuestos estimados para 2019. Ejemplos de quienes a menudo necesitan pagar impuestos estimados trimestralmente son personas que trabajan por cuenta propia, jubilados, inversionistas, y algunos individuos involucrados en la economía compartida, entre otros.

La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (TCJA, por sus siglas en inglés), promulgada en diciembre de 2017, modificó la manera en que se calcula el impuesto para la mayoría de los contribuyentes, incluidos aquellos con ingresos sustanciales que no están sujetos a retención. La mayoría de los cambios de TCJA entraron en vigor en 2018. Como resultado, muchos contribuyentes terminaron recibiendo reembolsos de 2018 que fueron más grandes o más pequeños de lo esperado, mientras que otros inesperadamente debían impuestos adicionales cuando presentaron a principios de este año. Debido a esto, muchos contribuyentes pueden necesitar aumentar o disminuir la cantidad de impuestos que pagan cada trimestre a través de los pagos de impuestos estimados.

El Formulario 1040-ES, disponible en IRS.gov, está diseñado para ayudar a los contribuyentes a calcular estos pagos de manera simple y precisa. El paquete de impuestos estimados incluye un resumen de los cambios tributarios clave, los programas de tasas de impuesto para 2019 y una hoja de trabajo útil para calcular la cantidad correcta a pagar.

¿Quién tiene que pagar trimestralmente?

La mayoría de las veces, las personas que trabajan por cuenta propia, incluidas algunas personas involucradas en la economía compartida, deben pagar cuotas trimestrales del impuesto estimado. De manera similar, los inversionistas, jubilados y otros, una parte sustancial de cuyos ingresos no están sujetos a retención, a menudo también tienen que hacer estos pagos. Otros ingresos que generalmente no están sujetos a retención incluyen intereses, dividendos, ganancias de capital, ingresos por alquileres y alguna pensión alimenticia.

Debido a que el sistema tributario de los EE. UU. opera sobre una base de pague según gane, los contribuyentes están obligados, por ley, a pagar la mayor parte de su obligación tributaria durante el año. Para 2019, esto significa que normalmente se aplicará una multa tributaria a cualquier persona que pague un impuesto muy bajo, generalmente menos del 90 por ciento, durante el año a través de retenciones, pagos de impuestos estimados o una combinación de ambos.

Excepciones y reglas especiales se aplican a algunos grupos de contribuyentes, como los agricultores, pescadores, víctimas de accidentes y desastres, los que recientemente quedaron discapacitados, los jubilados recientes y los que reciben ingresos de manera desigual durante el año. Además, hay una excepción a la multa para aquellos que basan sus pagos del impuesto estimado en el impuesto del año pasado. En general, los contribuyentes no tendrán una multa tributaria por pagos de impuestos estimados si realizan pagos equivalentes al 90 por ciento del impuesto que se muestra en su declaración de 2019, o el 100 por ciento del impuesto que se muestra en su declaración de 2018 (110 por ciento si su ingreso era más de $150,000).

Los empleados tienen una opción

Muchos empleados que también reciben ingresos de otras fuentes pueden renunciar a realizar pagos de impuestos estimados y, en cambio, aumentar el monto del impuesto retenido de su pago. Una forma de hacerlo es primero completando la Hoja de cálculo de deducciones, ajustes e ingresos adicionales en las instrucciones del W-4 y luego reclamando menos deducciones de retención en el Formulario W-4 que le entregan a su empleador. Alternativamente, pueden pedirle a su empleador que retenga un monto fijo adicional en dólares en cada período de pago en su Formulario W-4.

Realizar una revisión del cheque de pago

Con muchos cambios tributarios clave ahora en su segundo año, el IRS exhorta a todos los empleados, incluidos aquellos con otras fuentes de ingresos, a realizar una revisión de su cheque de pago ahora. Hacerlo ahora ayudará a evitar una factura tributaria inesperada de fin de año y posiblemente una multa.

Los empleados que esperan recibir ganancias de capital a largo plazo o dividendos calificados, o los empleados que deben impuestos sobre el trabajo por cuenta propia, el impuesto mínimo alternativo o el impuesto sobre los ingresos no devengados de menores, deben usar las instrucciones de la Publicación 505 (en inglés) para verificar si deben cambiar su retención o pago o realizar pagos de impuestos estimados.

Cómo y cuándo pagar

El IRS provee dos opciones gratuitas de pago electrónico en que los contribuyentes pueden incluir sus pagos estimados y otros pagos de impuestos federales con anticipación, con Pago Directo (con cuenta bancaria), o hasta con 365 días de anticipación con el Sistema electrónico de pago de impuestos federales del Departamento del Tesoro (EFTPS). También pueden visitar IRS.gov/pagos para explorar otras opciones de pago en línea, por teléfono o con su artefacto móvil y la aplicación IRS2Go. Para los declarantes que pagan con cheque, el cheque debe hacerse a nombre del “U.S. Treasury” (“Tesorería de los Estados Unidos”).

Los contribuyentes pueden realizar sus pagos de impuestos estimados de 2019 en cualquier momento antes del final del ano tributario. La mayoría de los contribuyentes realizan pagos de impuestos estimados en cantidades iguales para las cuatro fechas establecidas. Para el año tributario 2019, las fechas límites restantes de pagos de impuestos estimados son el 15 de abril, el 17 de junio, el 16 de septiembre y el 15 de enero de 2020.

A los contribuyentes que se les deba un reembolso en su declaración de impuestos federales de 2018 pueden reducir o incluso omitir uno o más de estos pagos al optar por aplicar su reembolso de 2018 a su impuesto estimado de 2019.

June 14th, 2019 by